1 de July de 2013

El agua y el saneamiento no se relacionan únicamente con la higiene, salud y el desarrollo, sino que involucran la dignidad de las personas, es decir todas y todos tenemos derecho a una vida saludable y digna, todas y todos tenemos derecho al agua y saneamiento.


El agua y el saneamiento gozan de especial protección en las normas del derecho internacional de los derechos humanos al igual que en el derecho internacional humanitario.


El 26 de julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró el Derecho humano al agua y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.


La Constitución Política de Nicaragua reconoce los derechos económicos, sociales y culturales, la plena vigencia de la Convención sobre los Derechos del Niño, y establece que el agua es un recurso natural cuya conservación, desarrollo y explotación corresponde al Estado.


El marco normativo legal nicaragüense aborda las temáticas del agua, alcantarillado sanitario, manejo de desechos sólidos y líquidos a través de un conjunto de leyes que buscan dar garantía a estos derechos.


Cooperación en Nicaragua


La cooperación de UNICEF Nicaragua contempla para el sub-componente Agua, Saneamiento e Higiene (ASH) una estrategia mixta que incluye:


• Acciones de incidencia y abogacía en políticas públicas de nivel nacional y regional.


• Fortalecimiento de capacidades de entidades públicas y actores clave del sector.


• Abogacía y movilización a favor de mayores inversiones en ASH que incluyan el componente social, de parte del gobierno y la comunidad donante.


• Incidencia para la priorización de inversiones en ASH en las escuelas.


• Comunicación y capacitación para el cambio de comportamientos en prácticas de higiene por parte de niñas, niños, adolescentes, familias, maestros y comunidad.


• Gestión local, desarrollo de proyectos innovadores y preparación ante desastres y reducción del riesgo en el sector.


•Las intervenciones se realizan a nivel nacional, regional, territorial, municipal y comunitario, priorizando las poblaciones más vulnerables.


A través de alianzas, abogacía y asistencia técnica se ha logrado posicionar en las agendas públicas de autoridades y organismos de cooperación los temas de calidad y sostenibilidad de los sistemas de ASH en áreas rurales, escuelas, metodologías y tecnologías socio-culturalmente apropiadas; obteniendo importantes avances en las capacidades institucionales.


Proyectos y actividades


• Apoyo a procesos de formulación e implementación de políticas públicas sectoriales.


• Apoyo a la Red de Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS).


• Desarrollo de capacidades para la implementación de programas de promoción de higiene y saneamiento en familias, escuelas y comunidades.


• Apoyo y abogacía hacia las instituciones y actores del sector, para la priorización de actividades de ASH en las escuelas.


• Construcción de facilidades para el acceso a ASH en comunidades y escuelas rurales en los municipios priorizados.


• Fortalecimiento de capacidades del SINAPRED y otras instituciones para la preparación del sector ASH ante desastres y reducción de riesgos