1 de July de 2013

Con la aprobación de la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria (Ley 693), en Nicaragua existe un marco legal para impulsar estrategias y acciones relacionadas con nutrición y alimentación en situaciones normales como en emergencias. A partir de este marco, en lo operativo, UNICEF acompaña al Ministerio de Salud (MINSA) en sus componentes de nutrición desde el Modelo de Salud Familiar y Comunitario (MOSAFC) como regionales en la Costa Caribe (MASIRRAN y MASIRAAS) mediante la asistencia técnica y financiera en:


• Elaboración de normas, fortalecimiento del Sistema de Vigilancia Nutricional, fortificación de alimentos y micronutrientes y la promoción e implementación de la lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida, así como extensiva y complementaria hasta los 24 meses.


• Formulación e implementación de normas y protocolos para la alimentación de lactantes y niños pequeños durante las emergencias.


• Formulación, adecuación e implementación de un marco legal favorable para la promoción de la lactancia materna y regulación del uso de sucedáneos de la leche materna. Apoya el funcionamiento de las Comisiones de Micronutrientes, Lactancia Materna y Desnutrición Crónica.


• Apoyo a la implementación del Programa Comunitario de Salud y Nutrición (PROCOSAN), en el que las comunidades lideran actividades para promover la buena nutrición, adoptan mejores hábitos de salud e higiene y previenen enfermedades prevalentes en los menores de 5 años. Los materiales y la estrategia del programa han sido adecuados culturalmente para la Costa Caribe.


Asimismo apoya al Ministerio de Educación (MINED) en la elaboración de los “Censos de Talla y Estudios de Anemia en Escolares”, la inclusión del tema de seguridad alimentaria y nutricional en el currículo y el diseño de materiales y formación de docentes para su implementación, la elaboración de normativas para el funcionamiento de los Kioscos Escolares con la finalidad de promover el consumo de alimentos adecuados y mejorar las prácticas de nutrición en la escuela.


Todas estas acciones se articulan de manera intersectorial en el “Programa de Amor para los más Chiquitos”, el cual es la propuesta operativa de Primera Infancia dirigida por el Gobierno.


Como complemento estratégico para la consecución de los objetivos planteados en el marco de las acciones de seguridad alimentaria y nutricional, UNICEF acompaña a organizaciones comunitarias que trabajan en la promoción de la salud materna, nutrición e higiene y violencia como: Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), Red de Casas Maternas y la Asociación Soynica.


Con estos socios se han realizado estudios que han evidenciado la necesidad de reconsiderar las estrategias de capacitación y reforzar la incorporación de elementos de Comunicación para el Desarrollo (C4D) en nuestro plan estratégico de cooperación, así como la formulación de metodologías e instrumentos para ser utilizados por las familias y comunidades.


El estudio linea de base, Conocimientos y Actitudes, Prácticas Comunitarias en Higiene Salud y Nutrición Materna Infantil, realizado por el Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), con apoyo de UNICEF, reveló que el 80 por ciento de las personas entrevistadas conoce sobre lactancia materna, pero sólo el 10% ha cambiado su comportamiento. Asimismo se encontró que las familias tienen un mayor conocimiento sobre el derecho a la salud y el deber del Estado de garantizarlo, pero aún falta desarrollar mayor consciencia sobre la necesidad del auto cuido y la prevención mediante la implementación de la promoción.


UNICEF lidera junto a la FAO el programa conjunto en Infancia Seguridad Alimentaria y Nutricional, ejecutándose en territorios indígenas de la costa Caribe. Este cuenta con financiamiento del Fondo para el logro de los ODM de AECID. En este programa también participan como socios OPS, PNUD, PMA, instituciones sectoriales de Salud, Educación y Producción, Gobierno Regional de la RAAN, 3 alcaldías y 5 gobiernos territoriales indígenas.


Se espera que mediante la implementación de este programa los indígenas miskitos y mayagnas de comunidades marginales, puedan realizar promoción de salud, nutrición y alimentación de embarazadas, lactantes y niñas, ni;os pequeños de manera sostenible.