1 de July de 2013

Las experiencias tempranas son la base de la organización y el funcionamiento del cerebro a lo largo de toda la vida, y repercuten directamente sobre la capacidad de aprendizaje y el desarrollo de las aptitudes sociales y emocionales del niño.


El niño aprende con mayor rapidez durante sus primeros años, como en ninguna otra etapa de la vida, por ello necesita amor y estimulación para adquirir la confianza, que con el tiempo se convierte en seguridad en sí mismo.


UNICEF en Nicaragua contribuye al Desarrollo de la Primera Infancia, mediante asistencia técnica para la construcción de un modelo de atención integral basado en la familia y la comunidad.


Las acciones en el hogar se implementan con padres y madres de niñas, niños menores de 6 años en los municipios priorizados. Esta experiencia demostrativa se implementa desde la Dirección de Preescolar del Ministerio de Educación (MINED).


Con la asistencia de UNICEF, educadoras comunitarias realizan visitas a los hogares y encuentros con padres y madres. Asimismo apoyo el desarrollo de un mecanismo de coordinación entre el Ministerio de Educación (MINED), Ministerio de Salud, (Minsa) y Ministerio de Familia, Adolescencia y Niñez (Mifamilia) para el desarrollo de la primera infancia.


UNICEF apoya la formación de los profesionales de estas instituciones, en el nuevo enfoque de Educación Temprana. Como parte del proceso de acompañamiento a la construcción de una política integral, también se facilitan espacios para la cooperación sur-sur que propicien el intercambio de conocimiento y experiencias con expertos de otros países para retroalimentar la experiencia y las buenas prácticas en la región.