1 de July de 2013

En relación con el artículo de opinión publicado en LA PRENSA del pasado viernes 21 de septiembre, en la sección: Cartas al Director, en nombre del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en Nicaragua (Unicef) deseo aclarar a la población en general lo siguiente:


Unicef no gasta un centavo en el aborto o las actividades relacionadas con el mismo. Unicef no promueve y nunca ha promovido o apoyado el aborto como un método de planificación familiar, la legalización del aborto o la expansión de los servicios de aborto en cualquier lugar. La preocupación de Unicef se enfoca en el impacto de los abortos inseguros en la salud materna.


En el mundo cada año se practican veinte millones de abortos inseguros —55,000 cada día— lo cual resulta en unas 80,000 muertes de mujeres y cientos de miles de discapacidades. Unicef cree que la mejor manera de proteger contra las complicaciones del aborto inseguro es proporcionar a las mujeres información para protegerse de embarazos no deseados.


Unicef trabaja en Nicaragua desde 1979 ejecutando programas de cooperación para que niñas, niños y adolescentes disfruten de las mejores condiciones de bienestar y vivan libres de violencia y discriminación.


Como cuestión de política, Unicef no promueve un método específico de planificación familiar. Unicef cree que estas cuestiones son más apropiadamente decididas por particulares, de acuerdo con sus propias tradiciones sociales, religiosas y culturales.


El apoyo de Unicef a la planificación familiar es enteramente en el contexto de la prevención de la mortalidad materna y la promoción de la salud y el bienestar de la madre y el niño.


Unicef cree que la planificación familiar voluntaria y responsable no solo protege la salud de las madres y los niños, sino también puede ayudar a disminuir la demanda de aborto.


Unicef nunca ha defendido la planificación familiar como un método de control de la población. De esta forma, aclaramos que la información sugerida por la señora Lisa Justiniano es errónea y contradice por completo los principios de nuestra organización.


También es erróneo el eslogan planteado en dicho artículo y que dice: “Unicef protege a los más débiles. Colabora con nuestra labor”, mensaje de campaña que no existe o implementa en ningún país, siendo que nuestro lema es Únete por la Niñez, y el cual explica cómo es posible lograr mejor los resultados en favor de la infancia.


El autor es representante Unicef Nicaragua Nota del Editor:


Nota del Editor


El señor Phillipe Barragne-Bigot en Nicaragua se refiere a una carta enviada desde España por la ciudadana española Lisa Justiniano, en la cual hace una referencia al supuesto apoyo de Unicef al aborto terapéutico en Nicaragua.